Archivos Mensuales: julio 2014

Mina

Ayer fuimos a cenar al restaurante Mina. No suelo comentar este tipo de cosas por aquí, pero es que fue una experiencia excepcional, tanto en lo culinario (apecto en el que no voy a entrar) como a nivel de trabajo en equipo. Tienen una modalidad de cena que consiste en cenar en la barra del bar, viendo como trabajan en la cocina, que es totalmente abierta. Y la verdad es un placer verles trabajar:

  •  Cero prisas en todo momento. Limitan el aforo del local a 25 comensales, que es el número que han visto que manejan bien, o mejor dicho, muy bien. Calidad sobre cantidad.
  • Esa ausencia de urgencia les permite cuidar el detalle a todos los niveles. Presentación de los platos, explicación de los mismos… Mucho que aprender de como no trabajar demasiado permite a la larga trabajar más y mejor, porque evitas el trabajar dos veces.
  •  Cero indicaciones. Todo el mundo sabe lo que tiene que hacer en todo momento, como mucho se susurran al oído.
  •  Coordinación visual. Tienen un tablero en el que recogen la información de como va cada mesa, lo que han servido… el menu degustación tiene 10 platos, así que más nos vale saber donde vamos en cada momento.
  • Punto extra ver al chef y propietario fregar la cocina al terminar junto con toda la brigada.
  • Colaboración, colaboración, colaboración… todo funciona con un mecanismo bien engrasado, como si estuviera coreografiada toda la actuación.

En resumen, quiero que mi equipo trabaje como estas personas, como Alvaro mismo dice, “no tengo un equipo, tenemos un comando“, un sitio en el que evolucionar y mejorar. Amén.

¿Que voy a hacer mañana? Lo mismo que ayer, seguir trabajando.