Archivos Mensuales: diciembre 2016

2016

De nuevo llega el final del año, de nuevo toca evaluarlo en unas pocas líneas. el año pasado me propuse:

  • Consolidar el cambio (profesional). Ha sido un año ¿complicado? No sé si es exactamente el adjetivo, pero no ha sido fácil. El otro día hablabamos de la zona de confort, yo llevo fuera 16 meses, con contadas excepciones. Igual ahora me empiezo a enterar bien de que va esto, pero toca seguir trabajándolo.
  • Seguir corriendo. He hecho una maraton en 4:18, más despacio de lo que esperaba pero digna. No es para mí, al menos en este momento supone demasiada dedicación, sobre todo en horas de entrenamientos. Me quedo con la media que es una alternativa mucho más sostenible en el tiempo.
  • Dibujar más. Cumplido a medias, he hecho algo y además alguno en directo, como en la CAS 2016. Todavía me sorprendo cuando la gente lo ve y me dice que se dibujar, cuando claramente esto es otra cosa distinta (y no se dibujar). A trabajar más en el futuro, a ver si aprendo.
  • Seguir haciendo compatible mi vida personal con la profesional. Creo que lo he cumplido, en gran parte porque mi empresa me da mucha manga ancha a la hora de organizar horarios, trabajamos más por objetivos.

Mención aparte para la organización de la CAS 2016, que sin estar en los planes iniciales ha consumido bastante tiempo en este 2016.

Me encanta el efecto de esta entrada anual, todos los años me parece que me tengo que aclarar a la hora de pensar en el futuro, va a ser que es una constante que hay que aceptar y ya está (No hay cuchara). A nivel laboral Plain Concepts Bilbao es un gran sitio para trabajar: te valoran profesionalmente, te dan libertad, se persigue la calidad y la maestría en lo que hacemos, y son equipo de personas excepcionales… pero hacemos consultoría y desarrollo a medida, y a veces unos proyectos molan más que otros.

Feliz 2017

Anuncios

CAS 2016

Después de casi 10 meses desde que se comenzó a organizar, la CAS 2016 ha sido una realidad los pasados 1 y 2 de diciembre. Esto no quiere decir que haya terminado, al menos no para la organización (escribo esto un domingo a las 19:21 y en el chat de la orga se cruzan varios temas: facturas, evaluación, videos…) porque aún quedan cosas sin cerrar. Pero en otros aspectos ya está todo hecho.

Han sido tres días intensos (si, empezó el miércoles para varias personas), que han dado para mucho. Lo primero, agradecer a los patrocinadores su apoyo, y en mi caso especialmente al Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz que ha sido mi casa durante muchos años su ayuda para organizarlo. El Palacio Europa ha sido una sede realmente excepcional, que creo que ha gustado mucho (habrá que ver la evaluación).

Lo segundo, agradecer a todos los asistentes todo el amor que nos han transmitido. Organizar es un trabajo para la comunidad que se ve sobradamente compensado por el soporte que está te brinda. Aunque varias cosas han ido distinto de bien (la comida del jueves, las camisetas, algún ordenador saboteando ponentes), la respuesta ha sido estupenda ante los problemas encontrados.

Lo tercero, gracias a los ponentes por su labor. La conferencia no sería posible sin ellos, y para mi las nuevas ideas y el punto de contraste que encuentro en estas charlas es muy enriquecedor y motivador, a pesar que este año me quedan demasiados videos para repasar por no haber asistido a todas las sesiones que me hubiera gustado.

Lo tercero, amor infinito a los componentes de la organización. Desde las personas que han participado en la selección de contenidos (Aritz, Jerónimo, José, Luis y Ujue), la gente de la UPV capitaneados por Anaje Armendariz, la empresa No Problem que nos ha apoyado en la organización hasta Iñaki, Jorge, Joserra, Vicenç y Xabi (el propio comité organizador). Para estos últimos también gracias infinitas por haber podido colaborar y aprender con ellos, y por poder disfrutar de su amistad, ha sido un placer.

Hay varias cosas sobre las que tenemos que pensar un poco dentro de la comunidad después de esta conferencia. Llegar a 450 personas sin publicar la agenda en una ciudad como Vitoria-Gasteiz es un éxito de asistencia rotundo, pero hay que plantearse si queremos conferencias de 800 personas, por lo complicada que se hace todo con estos volúmenes (organización y logística, relación entre participantes…). Personalmente me gustaría quedarme en estas cifras, porque creo que la experiencia de la conferencia por encima de esos números es muy diferente, y bajo y punto de vista, peor.

Por otro lado, está empezando a tener un tamaño difícilmente manejable desde el voluntariado, o al menos no al 100%. Si el apoyo de una empresa externa hay muchas cosas a las que no hubiéramos llegado, y aún así se ha trabajado lo suyo. La experiencia es positiva, pero no sé si es extrapolable. Sevilla por ejemplo está muy lejos para que sea la misma empresa.

En cuanto a contenidos, creo que estábamos perdiendo a cierta parte del sector que debería estar involucrada en la CAS, la parte técnica. En esta CAS hemos visto un enfoque de como conecta la parte técnica con la gestión y el negocio que por las reacciones que he escuchado me hace pensar que algo ha hecho bien el equipo de contenidos: gente muy involucrada en la parte técnica está satisfecha con lo que se ha hablado dentro de la CAS. También es verdad que otra parte aún no, y se han echado en falta charlas más técnicas. Personalmente siempre he creído que esto va de aproximar a la gente de negocio y de desarrollo para hacer el mejor producto posible, así que no concibo una parte sin la otra, y creo que se importante que sigan estando representadas dentro de la CAS.